Nos subimos al Audi R8 de primera generación, ¡ESPECTACULAR!